Archivo de la etiqueta: Pulido

Piedra artificial catalana (2).

En la antigüedad, los extraterrestres hicieron las pirámides, el Machu Pichu, etc… y por aquí moldearon algo de piedra artificial.

En la Casa Comalat de Barcelona, terminada en 1.911, el arq. Salvador Valeri y sus maestros de obra pusieron ésto en la fachada de la c. Córcega (nº 316).

El año pasado cumplió 100 años en servicio, concretamente lo de estas fotos creo que no ha sufrido ninguna rehabilitación hasta ahora. Quizá alguien de “Barcelona posa’t guapa” me pueda corregir.
En algunas referencias sobre la casa, al material se le llama “granito artificial“, cuando en propiedad es piedra artificial sin más, ya que no se parece estéticamente al granito en nada.

Poco importa el nombre, lo interesante sería  encuestar a la gente a pie de calle sobre qué les gusta más, si ese “granito” artificial o el natural.

Una característica original de este trabajo, que no he visto en ningún otro sitio, es que cada pieza puede llevar distintos pigmentos, de masas vertidas por separado. El grano “macael”, ¿6/12?, le queda perfecto a cualquier distancia.

El pulido es el convencional de entonces, a brazo, saca pocas reflexiones de luz pero eso es más debido a la orientación de la fachada y las sombras vecinas.

Tambien es interesante que las juntas entre las piezas están completamente voradas y bastante intactas, ¿son las originales?… diría que sí.  O no se ha movido nada en cien años, o se ha movido todo junto. ¿Como sería el anclaje?, ¿alguien lo puede saber? yo no encuentro ninguna información sobre eso (y tampoco lo voy a abrir).

Quizá en el interior del edificio pueda haber más piedra artificial del mismo estilo, o en algún suelo. Si es que sí, agradecería cualquier comentario o imagen al respecto.

P.D. me gustaría probar un contador geiger sobre algunos de los granitos naturales chinos, que se han puesto por las Españas en los últimos 12 años. Si alguien tiene uno en Barcelona le puedo decir de algún sitio para probarlo, algunos miles de m2. En serio.

Cuando uno pisaba los colores de las piedras.

Pasaba por ahí y ví que estaban arrancando ésto. Es en el interior de un local social que hay en unos subterráneos de Barcelona.

Hablé con el arquitecto y me dijo que en su lugar iban a poner… parket.

És lógico, el parket no se mancha, no se mueve,  no se hincha con la humedad y no se mella… y no necesita ningún mantenimiento.

A vueltas con creernos que ésto es Finlandia, en todos los sentidos.

En fín, las fotos ilustran como fué el bi-capa prensado antiguo.

Al ser los áridos de hasta 4 cm. había que ponerlos (situarlos) en las bandejas a mano y luego las piezas llevaban un pre-pulido importante.

Éste concretamente, además era de 37 mm. de grueso, ¡tres mm. más de regalo!. Incluso la vorada estaba bastante bien.

Debió colocarse a mediados de los 70. Con un  repulido fino hubiera bastado, estéticamente,  para varias décadas más.

Mobiliario urbano (1). Hice este banco.

El diseño y el molde son míos. El llenado y pulido me lo hizo un “artificialero” según la receta tradicional, sin más aditivo que el pigmento.

 

En verde, árido 8/16, medidas 60x45x51  cm. Con el mismo molde se puede hacer a distintas alturas.

Aunque lo aligeramos un poco, pesa sus buenos 140 kg. No se negará que es bastante antivandálico.

Respecto a la forma, puse  la concavidad entre las dos bandas planas  para diferenciarlo un poco, pero sobretodo para sacarle luces.

Eso ya me funcionaba en los modelos 3D y ahora podía comprobar el comportamiento real de la luz con el material: difusión, reflexión y refracción. El caso es que, para mi sorpresa, los renderizadores (Blender con Yafaray o Cycles, por lo menos), lo clavan bastante bien.

Para su función principal,que es sentarse, no me parece incómodo. Hay quién dice que en los materiales duros las superficies ligéramente convexas son más ergonómicas que las cóncavas, pueden tener razón.

 

Haber si me animo y hago un modelo de asiento convexo, de hecho me sirve el mismo molde. Es muy sencillo de industrializar, por si a alguien le interesa.

P.D. Las fotos solo llevan algo de corrección en el balance de blancos.

Piedra artificial catalana.

Bueno, en este caso es memoria recuperada. En Can Negre, de Sant Joan Despí, se replicaron en 2011 estos elementos de mobiliario en sustitución de los antiguos.

Can Negre es una masía del s. XVII rehabilitada por  José M. Jujol, a principios del XX , y tengo entendido que el mismo diseño original del elemento es suyo tambien.

Sin ser incómodo, en realidad no es muy ergonómico (me senté), pero el material y la forma difunden y reflejan la luz de manera que llama la atención…  y dan ganas precisamente de probarlo.

El soporte del conjunto, en gris liso, en mi opinión desmerece un poco.  No hubiera costado decaparlo algo, o incluso  recubrirlo con un “trencadís”. No sé que acabado había en el soporte  original.

Por si a alguien le interesa poner piedra artificial “a la antigua”,  quizá quede algún artesano todavía en activo, y yo mismo tengo una ligera idea de como se hace, pero la moda no va precisamente a nuestro favor.