Archivo de la etiqueta: Pigmentado

Cerramientos de fachadas. Edificio en Mataró.

Ésto entraría dentro de lo que muchos llaman “hormigón arquitectónico“. A mí me parece una etiqueta de marketing simplemente, que está  muy bien y sirve para darle algo de empaque al material y  llamar la atención a los arquitectos sobre él, para que lo prescriban.

Pero lo que no entiendo tanto es esa especie de clasismo con que se pretende acotar a veces, ¿por ejemplo, porqué los desactivados bonitos de muchas naves industriales no merecen el calificativo de hormigón arquitectónico?.

En cualquier caso para mí es sinónimo de cuando se expone limpio, uniforme y durable, como aparenta el cerramiento que ilustra esta entrada. Básicamente eso.

 

Una última condición le pondría yo a eso del “hormigón arquitectónico”: que parezca lo que és (una piedra).

No entiendo por qué en muchos proyectos se especifica que vaya pintado de buenas a primeras.

En esa fase caben todos los texturados que se le pueden dar a la superficie de un hormigón: decapado, chorreado, abujardado, moldeado, pulido… precisamente para resaltar esa cualidad intrínseca del material: la pétrea. Si esa cualidad no gusta, no pasa nada, entonces que pongan plástico, vidrio, metal, u otra cosa. ¿Porqué disfrazar?.

P.D. No entro en el aspecto formal de estas fachadas, pero quizá algún inquilino del edificio (pegado al mar, residencial) hubiese agradecido un  balcón-terraza. Está entre la N-II y el Passeig de Marina. Creo que se terminó en 2.009.

El mamut del parque de La Ciutadella, Barcelona.

Entre 1906-07, a partir de una maqueta que había hecho el escultor Miquel Dalmau, realizaron éste animal en hormigón, como siempre vete tú a saber quién y cómo.

Lleva ahí desde entonces…  en servicio, porque en realidad la trompa siempre ha sido un banco. Irresistible, no solo para niños.

He leido por ahí que lo han rehabilitado dos veces,  en los 80 y  90, pero no sé qué reparaciones ha podido tener. Por lo que yo recuerdo de los 70, entonces estaba igual de bien, salvo por la suciedad.

Diría que lo principal es que lo han limpiado.  Me parece que el tono es el original, de pigmento en masa. ¿Alguien lo podría confirmar, o ahora está pintado?. Los colmillos creo que son de piedra artificial también.

Es una pena que no llegara a hacerse el diplodocus, igualmente a escala natural, para ponerlo cerca, pero por lo menos el mamut está ahí, riéndose de todas esas paridas del efecto abrasivo de las partículas en suspensión, los ciclos hielo- deshielo de Barcelona, el impacto de objetos (tú dale una buena patada y verás lo que pasa), etc… y durará hasta que sea demolido.

El pasado puede olvidarse pero no es tan fácil de engañar.

P.D. Agradecería mucho si alguien puede saber en que consistieron exactamente las dos rehabilitaciones.

Piedra artificial catalana (2).

En la antigüedad, los extraterrestres hicieron las pirámides, el Machu Pichu, etc… y por aquí moldearon algo de piedra artificial.

En la Casa Comalat de Barcelona, terminada en 1.911, el arq. Salvador Valeri y sus maestros de obra pusieron ésto en la fachada de la c. Córcega (nº 316).

El año pasado cumplió 100 años en servicio, concretamente lo de estas fotos creo que no ha sufrido ninguna rehabilitación hasta ahora. Quizá alguien de “Barcelona posa’t guapa” me pueda corregir.
En algunas referencias sobre la casa, al material se le llama “granito artificial“, cuando en propiedad es piedra artificial sin más, ya que no se parece estéticamente al granito en nada.

Poco importa el nombre, lo interesante sería  encuestar a la gente a pie de calle sobre qué les gusta más, si ese “granito” artificial o el natural.

Una característica original de este trabajo, que no he visto en ningún otro sitio, es que cada pieza puede llevar distintos pigmentos, de masas vertidas por separado. El grano “macael”, ¿6/12?, le queda perfecto a cualquier distancia.

El pulido es el convencional de entonces, a brazo, saca pocas reflexiones de luz pero eso es más debido a la orientación de la fachada y las sombras vecinas.

Tambien es interesante que las juntas entre las piezas están completamente voradas y bastante intactas, ¿son las originales?… diría que sí.  O no se ha movido nada en cien años, o se ha movido todo junto. ¿Como sería el anclaje?, ¿alguien lo puede saber? yo no encuentro ninguna información sobre eso (y tampoco lo voy a abrir).

Quizá en el interior del edificio pueda haber más piedra artificial del mismo estilo, o en algún suelo. Si es que sí, agradecería cualquier comentario o imagen al respecto.

P.D. me gustaría probar un contador geiger sobre algunos de los granitos naturales chinos, que se han puesto por las Españas en los últimos 12 años. Si alguien tiene uno en Barcelona le puedo decir de algún sitio para probarlo, algunos miles de m2. En serio.

Mobiliario urbano (1). Hice este banco.

El diseño y el molde son míos. El llenado y pulido me lo hizo un “artificialero” según la receta tradicional, sin más aditivo que el pigmento.

 

En verde, árido 8/16, medidas 60x45x51  cm. Con el mismo molde se puede hacer a distintas alturas.

Aunque lo aligeramos un poco, pesa sus buenos 140 kg. No se negará que es bastante antivandálico.

Respecto a la forma, puse  la concavidad entre las dos bandas planas  para diferenciarlo un poco, pero sobretodo para sacarle luces.

Eso ya me funcionaba en los modelos 3D y ahora podía comprobar el comportamiento real de la luz con el material: difusión, reflexión y refracción. El caso es que, para mi sorpresa, los renderizadores (Blender con Yafaray o Cycles, por lo menos), lo clavan bastante bien.

Para su función principal,que es sentarse, no me parece incómodo. Hay quién dice que en los materiales duros las superficies ligéramente convexas son más ergonómicas que las cóncavas, pueden tener razón.

 

Haber si me animo y hago un modelo de asiento convexo, de hecho me sirve el mismo molde. Es muy sencillo de industrializar, por si a alguien le interesa.

P.D. Las fotos solo llevan algo de corrección en el balance de blancos.

Salvando la cara en la Ciudad Judicial de L’Hospitalet.

Y nunca mejor dicho. Todas las fachadas de los ocho edificios estaban manchadas por los encofrados a más no poder. Unos 6.000 y pico m2.

Pero apareció un producto milagroso, una especie de veladura que “difumina” bastante bien el problema y a la vez tiene una propiedad reflectante, al menos durante un tiempo. Se aplicó muy poco antes de la inauguración, en todos los edificios. Casi cuatro años después las fachadas siguen bastante bien.

¿Alguien sabe exactamente que producto es?.

A mí me dijeron que era un hidrófugo de superficie, sin especificar, y que ya estaba previsto, pero entonces, ¿desde cuando se ponen las ventanas primero?.

Ahí van “las pruebas del delito”, de marzo de 2008. (Click para ampliar, se ve claramente la diferencia).

Eso de la malla tapando el andamio le da un toque como de hacerlo a escondidas.

 

 Para mí esta obra es un claro ejemplo de como muchas veces todos los intereses se anteponen a la cualidad estética del hormigón, salvo que esta vez el resultado era tan escandaloso  que había que encontrar una solución…  y tuvieron mucha suerte encontrando una tan buena.