Archivo de la etiqueta: Exterior

!No quitéis los líquenes, cabrones!

Pues eso. Dejadlos en paz, y los mohos, las hierbas y los árboles, también sobre el hormigón.

Porque, al fin y al cabo, ¿que va a conseguir arruinar una obra antes?:

-¿los líquenes o un proyecto inadecuado, el hierro de armado, la mala dosificación, etc…?

La lista comparativa sobre los factores de durabilidad para el material se puede hacer bastante larga, no quiero aburrir.

Elemento de piedra artificial “con todo”, a 23 años de su puesta.

El hormigón es un soporte de vida igual que cualquier otra piedra. Nuestro pretendido artificial, no lo es tanto.

De eso se encarga la capa biológica que, a la larga, consigue aumentar la  apariencia de integración de la obra expuesta con su entorno menos urbanizado.

Para algunos eso es sinónimo de “suciedad”, “dejadez”, (cuando no un factor activo de ruina).  Es curioso que muchos son partidarios de eliminar la capa biológica del hormigón en las rehabilitaciones, pero les encantan las cubiertas-jardín, aún más, las de la arquitectura tradicional escandinava.

Muy bien, pues que pongan vidrio, aluminio o titanio, o mejor plástico, pero no piedra. Todo no puede ser.

Mucho ecologismo de catalogo Ikea y mucha tontería hay.

En fin.

Cerramientos de fachadas. Edificio en Mataró.

Ésto entraría dentro de lo que muchos llaman “hormigón arquitectónico“. A mí me parece una etiqueta de marketing simplemente, que está  muy bien y sirve para darle algo de empaque al material y  llamar la atención a los arquitectos sobre él, para que lo prescriban.

Pero lo que no entiendo tanto es esa especie de clasismo con que se pretende acotar a veces, ¿por ejemplo, porqué los desactivados bonitos de muchas naves industriales no merecen el calificativo de hormigón arquitectónico?.

En cualquier caso para mí es sinónimo de cuando se expone limpio, uniforme y durable, como aparenta el cerramiento que ilustra esta entrada. Básicamente eso.

 

Una última condición le pondría yo a eso del “hormigón arquitectónico”: que parezca lo que és (una piedra).

No entiendo por qué en muchos proyectos se especifica que vaya pintado de buenas a primeras.

En esa fase caben todos los texturados que se le pueden dar a la superficie de un hormigón: decapado, chorreado, abujardado, moldeado, pulido… precisamente para resaltar esa cualidad intrínseca del material: la pétrea. Si esa cualidad no gusta, no pasa nada, entonces que pongan plástico, vidrio, metal, u otra cosa. ¿Porqué disfrazar?.

P.D. No entro en el aspecto formal de estas fachadas, pero quizá algún inquilino del edificio (pegado al mar, residencial) hubiese agradecido un  balcón-terraza. Está entre la N-II y el Passeig de Marina. Creo que se terminó en 2.009.

Plaça Catalunya, Barcelona.

Ésto es lo que hay ahora… tras  la reposición de la mayor parte en 2008.

Y no es, ni de lejos, el peatonal más intensivo de la Ciudad, ese sería el de Las Ramblas que no se ha tocado en décadas y está mejor.

El Ayuntamiento ha aprovechado las acampadas de los indignados en 2.011 para responsabilizarles a ellos del deterioro actual, lo cual es objetivamente falso porque ya estaba así a finales de 2.010.

¿Acaso los indignados pudieron arrancar todas esas voradas con sus zarpas, previo cambio del color?, ¿disolvieron toda la capa superficial del pavimento con sus fluidos corrosivos, siguiendo una disposición geométrica?.

Al menos distraen la atención sobre el que especificó la re-pavimentación, el que la ejecutó y el que no exigió la debida garantía.

Como en todo lo que critico negativamente en este espacio, me molesta porque estas cosas contribuyen al mal concepto que tiene el público sobre nuestro material: está hecho una mierda… claro, porque es de hormigón [y cuando les gusta un hormigón creen -correctamente- que es “una piedra”].

Pero especialmente en este caso, molesta por su visibilidad, lo significativo del lugar y porque se ha pagado con dinero público.

Veremos con la próxima reposición si hay más suerte, o no.

P.D.  Es perfectamente posible acordar garantías de más de un año, con un ejecutor consciente del compromiso que pueda asumir.

El horror, el horror…

El horror tiene cara, como decía el Coronel Kurtz. Gracias al arquitecto Oscar Tusquets y su equipo por ponerme el título de esta entrada tan a huevo. Se ilustran dos de sus edificios, que son hoteles de 4 estrellas, ejecutados en el s.XXI, en Barcelona y Badalona.

No voy a entrar en el aspecto formal de las fachadas, pero el que argumente que para un hotel alto, con plazos de ejecución cortos,  con hormigón solo pueden diseñarse así, puede coger alguna  idea de lo que hacen los arquitectos de Donald Trump, con el triple de altura.

Seguramente solo hay algo peor que ejecutar un vertido, para ser visto, lleno de coqueras, que es pintarlo mal. Al fín y al cabo las coqueras desaparecen con la distancia del observador, pero el efecto visual de la pintura es persistente y total, no local como las coqueras.

Para mí, el problema no es tanto que este acabado desmerezca para un hotel de lujo, que tambien,  sino que contribuye a que el público general que pasa por ahí,  se forme la idea de que el hormigón es feo, aún más (la idea).

Todo y con eso, also se podría solucionar, yo diría que bastante, aplicando pinturas especiales para el hormigón, de las que llevan unos 10 años funcionando por toda España, con miles de m2, en todos los ambientes (salitre, humedad, polución, etc…) .

Se puede comprobar como están aguantando en un montón de sitios, con todos los colores RAL que se quiera y reflectancias desde el mate al semi-satinado. Como siempre a la hora de decidirse sobre la aplicación, desconfiar de cuñaos, primos, conocidos, etc… y la droguería de la esquina, que por otro lado no suelen comprometerse a dar garantía legal.

Galería

Un 40×40 Ondas Rojo, colocado.

Esta galería contiene 4 fotos.

En Vilassar de Mar. Simple y efectivo. Creo que se puso a principios de 2011. El uso juzgará.

Algunos terrazos de exterior.

Hice unas fotos de muestras bi-capa prensadas 40x 40 cm. para la web de un distribuidor.

Las tonalidades están bastante bien corregidas para una exposición a Sol directo en mediodía (para alguien que cree no ser daltónico). Llevan un poco de distorsión de perspectiva que no conseguí terminar de arreglar.

Estos modelos son comunes a muchos fabricantes, no creo que alguno tenga su diseño registrado, pero si es así que me lo diga y quitaré el que sea.Tienen en común que son relativamente “auto-limpiables” por el mismo paso peatonal.

Gris en 36 pastillas

Ondas rojo.

Grava de río en blanco.

Pastillas rojo.