Piedra artificial común.

Bueno, esta entrada es para responder explícitamente a una de esas búsquedas del tipo “piedra artificial que es”, por las que algunos encontráis este blog.

El caso es que para escribir sobre ésto voy revisando las definiciones que encuentro por ahí… y no me acaba de convencer ninguna. Unos la acotan, otros la extienden.

Para colmo en el RAE no ésta, artificial como acepción de piedra.

Yo soy partidario de la definición amplia: sin importar el  formato, la función, textura o color, todo hormigón visto que parezca una piedra, la que sea, de aspecto agradable.

Pero doctores tiene la iglesia y a mí ese debate no me interesa mucho. También se podría decir que la diferencia entre la piedra artificial y el hormigón arquitectónico está en el formato o el tipo de elemento…

No sé, para mí lo importante es que quede bien y que dure.

Sí se justifica una etiqueta u otra para poner ese hormigón en valor, (el valor de pigmentar, seleccionar áridos, texturar, etc…) frente a otros a los que no se pide un requerimiento estético, como los de relleno o la mayoría de estructurales.

Después va todo el marketing que se le quiera dar.

Con estas dos obras de 2.010 en Barcelona: el monumento “Les quatre barres” de Montjuïch  y los coronamientos sobre mampostería del Hospital de St. Pau,  refiero el acabado típico que más habitualmente se asocia a la piedra artificial: el abujardado (tal como se hace también con la natural, especialmente el granito).

A mí no me termina de gustar del todo para el hormigón en muchos casos, prefiero otras texturas, pero ésta es bastante común en España y sobre gustos hay colores.

Anuncios

5 Respuestas a “Piedra artificial común.

  1. Agradecería mucho si alguien pudiera reseñar algo de lo que se explica sobre piedra artificial u hormigón arquitectonico en las facultades de arquitectura.

    Saludos a todos.

  2. Lo que se explica en las Escuelas de Arquitectura se hace una distinción bastante efectiva entre piedra artificial y lo que vd. denomina “hormigón arquitectónico”. Ese “hormigón arquitectónico” sería el hormigón visto sin más tratamientos que los que requiere esa técnica constructiva. Y la piedra artificial es mucho más que hormigón, pues suele incluir polímeros o polvo de piedra para darle el color y textura que se desee. La ventaja de la piedra artificial es que permite la realización de infinitas piezas a partir de un sólo molde y por tanto abarata la producción. Pero luego los resultados estéticos no son tan buenos como los que se obtendrían si se hubiese usado piedra natural.

    La piedra artificial hace todas las piezas exactamente iguales y la piedra, por su propia composición, siempre ofrece matices únicos en cada pieza que restan monotonía visual.

    Un saludo.

  3. Arq. Pfunes, muchas gracias por el aporte.

    Estoy muy de acuerdo con su comentario, pero en relación a la piedra artificial “de mercado”, que hacen los prefabricadores actualmente.

    Respecto al uso de polímeros, que yo personalmente aborrezco, téngase en cuenta que el material existe, quizá desde finales del s.XIX, mucho antes de que éstos llegaran. Todavía quedan vestigios de la piedra artificial de principios del s.XX, de esa que no solo el público general identifica como “piedra”, sino también profesionales avezados. Ya iré exponiendo algunas de esas en el blog.

    En mi opinión lo que ocurre es que, por un lado, las técnicas de confección manual de entonces no se pudieron industrializar bien y se han perdido, y de otro no se supo dotar al producto de un aspecto propio que gustase, aspirando a algo más que la imitación, con mayor o menor fortuna, de las piedras naturales.

    Por ese camino voy yo.

    Saludos a todos.

  4. Es un tema muy interesante ese de las primeras piedras artificiales que se comercializaron. A finales del siglo XIX y principios del XX se experimentó mucho en construcción y queda mucho por estudiar de todas las patentes y nuevos sistemas que se crearon en aquella época.

    Por lo que cuenta se trataba de hacer piedra artificial siguiendo medios manuales, ¿cómo eran esos medios? ¿tal vez algo parecido a los estucos que usaban polvo de mármol o incluso pequeñas piezas pétreas?

  5. Yo llevo algún tiempo investigando sobre eso, tengo mis conjeturas pero hasta que no haya podido consultar documentación de la época no las puedo dar por buenas. El estuco con polvo de mármol e inserción del árido en superficie efectívamente fue una de esas técnicas, pero me falta verificar su proporción cal/cemento y su trabajabilidad.

    Encontrará un ejemplo de ello para fachadas no planas, en la entrada sobre la Casa Comalat.
    https://hormigonconperdon.wordpress.com/2012/02/27/piedra-artificial-catalana-2/
    Es una de esas cosas del olvido del pasado a que me refería: la falta de respuesta (por ahora) a la típica pregunta admirativa de como lo hicieron.

    Saludos a todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s